El Cultivo del Tulipán, Taxonomía y Morfología, Requerimientos Edafoclimáticos
Tipos de Cultivo, Plantación, Riego, Abonado, Multiplicación, Plagas y Enfermeda
ProductoresChileRegión de Los LagosEntre Lagos
Anónimo Lunes 20 de Agosto del año 2007 / 18:32

El Cultivo del Tulipán

1. ORIGEN.

El origen del tulipán se localiza principalmente en el área mediterránea y el nordeste asiático, aunque la mayoría de las variedades cultivadas actualmente proceden de  las regiones montañosas de Asia Menor, Persia, el Cáucaso y Turdestán. Las primeras semillas de tulipán llegaron a Europa a finales del siglo XVI procedentes de Turquía.

El nombre "tulipán" proviene de la palabra "dulban", que significa en turco turbante, haciendo referencia a la similitud entre sus formas.

El botánico Carolus Clusius inició el cultivo del tulipán en el jardín botánico de Leiden (Holanda), a partir de semillas y de bulbos enviados desde Turquía.  

   

3. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA.

Familia: Liliáceas.

Especies: Tulipa gesneriana, de origen oriental, y Tulipa suaveolens, originaria del sur de Europa.

Planta: planta bulbosa de constitución herbácea y vivaz, con un corto periodo de floración, normalmente en primavera y de bulbos tunicados.

Bulbo: es el órgano de reserva y multiplicación, formado por un tallo axial, corto y carnoso y cuya parte inferior se denomina placa basal, y una superior o ápice que envuelve a un meristemo recubierto con escamas gruesas, situado en el eje del bulbo que originará el tallo aéreo. Una de las principales características del bulbo son las escamas exteriores secas llamadas "túnicas", cuya función es la defensa contra lesiones mecánicas y la desecación. Las escamas interiores son carnosas, denominadas "láminas", distribuidas en capas contiguas y concéntricas, cuya función es almacenar las sustancias de reserva.

Hojas: hojas escasas, de color verde a verde grisáceo, algo carnosas, de linear-lanceoladas a anchamente ovadas que carecen de peciolo y nacen de la parte baja de la planta, decreciendo en tamaño hacia la parte superior del tallo. La lámina foliar es sencilla, entera y paralelinervia.

Flores: generalmente solitarias, orientadas hacia arriba, mas o menos acampanadas, pudiendo tener tépalos dobles o simples, dispuestos en forma de cáliz y generalmente en número de seis, con una amplia gama de coloridos. Perianto de seis segmentos libres dispuestos en dos verticilos, androceo con seis estambres y estigma trilobado.

Fruto: Es una cápsula esférica o elipsoide de tres valvas erectas, conteniendo numerosas semillas planas.

Ciclo del tulipán:

1.-Fase vegetativa: crecimiento de los bulbos hasta llegar al tamaño adecuado para florecer.

2.-Fase reproductiva: esta fase comprende: inducción floral, diferenciación de las partes florales, alargamiento del tallo floral y floración.

4. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS.

4.1. Luz.

No se considera un factor restrictivo, ya que para su óptimo desarrollo requiere un bajo nivel de iluminación.

El componente de color azul en las lámparas fluorescentes de luz blanca es indispensable para lograr una buena formación de la flor.

En zonas con alta incidencia lumínica y temperaturas altas se produce un adelantamiento de la floración en detrimento del largo de la vara, lo que se puede minimizar con el uso de sombreados.

4.2. Temperatura.

Es una especie que resiste las bajas temperaturas, siendo sensible a condiciones de calor. Periodos con altas temperaturas producen una floración rápida con una altura deficiente.

La temperatura del suelo tiene incidencia directa sobre la duración del cultivo, se ha estimado que temperaturas entre 13-16ºC son óptimas para el desarrollo del tulipán. Sobre éstas incrementan la posibilidad de ataque de Fusarium oxysporum.

4.3. Humedad relativa.

Requiere un nivel elevado de humedad, pero que supere el 85%, para evitar la incidencia de ataques fúngicos como Botrytis tulipae.

Ambientes con baja humedad provocan quemaduras en las hojas y pérdidas excesivas de agua en la planta que traen por resultados tallos marchitos y poco rígidos que disminuyen la calidad de la flor.

Se recomienda la colocación de una cubierta vegetal (paja, acículas de pino...) para mantener la humedad y disminuir las oscilaciones térmicas del suelo. También se puede adicionar una capa superficial de arena sobre las bancadas del cultivo para mantener la humedad del suelo.

4.4. Suelo.

Aunque no es una especie exigente, le son favorables los suelos sueltos, mullidos y ricos en materia orgánica.

El pH ideal se sitúa entre 6.5 y 7.5, con una profundidad efectiva de 20 cm.

Hay que tener en cuenta que los tulipanes son muy sensibles a concentraciones demasiado elevadas de sal en el suelo.

5. CLASIFICACIÓN HORTÍCOLA.

Ha sido realizada a partir de la clasificación propuesta por la Asociación Real de cultivadores de bulbos holandeses.

5.1. Tulipanes botánicos: (especies aún cultivadas).

-Tulipa kaufmanniana: 20 cm; colores muy vivos (rojo, amarillo, blanco); hojas a veces con manchas oscuras. Ej.: "Shaskespeare".

-T. fosteriana: 30 cm; muy temprano; flor muy grande; colores muy vivos; hojas grandes. Ej.: "Mme Lefeber".

-T. greigii: 30 cm; muy temprana; flor muy grande; hojas con manchas oscuras. Ej.:"Petit chaperon rouge".

5.2. Tulipanes hortícolas: (originados por hibridación).

*Tempranos: (floración: mediados de marzo, mediados de abril).

-Simples tempranas: de 20 a40 cm.

-Dobles tempranas: de 20 a40 cm.

Ej.: "Ibis" (simple);"Mr Van der Hoef" (doble).

*Semitempranos: (floración mediados de abril y mediados de mayo).

-Híbridos de Darwin: 50-70 cm; floración a mediados de abril. Ej.: "Apeldoorn", "Golden Apeldoorn".

-Simples tardías: (Darwin y Cottage): 50-80 cm; floración en mayo. Ej.: "Cantor", "Renown", "Daycom", "Scheepers".

-Flor de lis: 50 cm; floración en mayo; piezas florales puntiagudas y anchas. Ej.: "Aladin".

*Tardíos: (floración en mayo).

-Perroquet: 50-60 cm; flores cortadas a franjas; flor grande. Ej.: "Texas Gold".

-Dobles tardíos: 40-50 cm; flor muy voluminosa. Ej.: "Symphonie".

6. TIPOS DE CULTIVO.

Se distinguen 5 tipos de cultivos:

-A partir de bulbillos: para la producción de bulbos (bulbo-cultivo o cultivo de crecimiento).

-A partir del bulbo del comercio:

Para flor cortada al aire libre.

Para el forzado.

Producción mixta de Midi.

Para la decoración de macizos florales.

6.1. Producción de bulbos.

Se requiere un suelo bien drenado, no apelmazado y exento de piedras. El pH debe estar en torno a los 6-7.5, con un nivel de agua cerca de la superficie del suelo (40-60 cm) y un  material apropiado (plantadoras y arrancadoras). Las áreas humíferas y los aluviones arenosos son favorables a  este  tipo de cultivo.

El plan general de cultivo a partir de los bulbillos es el siguiente:

*Primer año: la plantación de bulbillos tiene lugar en suelos arenosos con 30 cm entre las líneas y de 1-2 cm de distancia en la línea o en caballones con dos líneas paralelas (1 a2 cm en tresbolillo).

A veces la plantación se realiza en mallas que facilitan la recogida de los bulbos.

Se lleva a cabo en otoño cuando la temperatura del suelo es inferior a  12ºC, y así evitar el desarrollo de Fusarium.

La recolección tiene lugar en junio-julio. El calibre de los bulbos recolectados oscila entre 6-8, 8-10.

*Segundo año: se realiza la plantación de los bulbos recolectados el primer año, distanciados entre sí 3-5 cm.

Se darán riegos regulares y se efectuarán escardas con ayuda de herbicidas. Se recomienda Trifluraline a 1.5 kg/ha y Triflularine + Linuron a 5 l/ha.

Cuando los bulbos alcanzan una calibre de 11-12 y mayores tiene lugar la recolección, es decir, esta operación se inicia al comenzar la coloración de la túnica externa del bulbo.

6.2. Flor cortada al aire libre.

La plantación tiene lugar en octubre-noviembre sobre suelos arenosos con un marco de plantación de 20 x 5 cm, o en filas paralelas de 5 x 5 cm.

Los calibres aconsejados de los bulbos a plantar son de 11-12. El extremo del bulbo se debe recubrir con 4-5 cm de tierra.

En cultivos tempranos se gana de 20 a 30 días sobre la floración normal.

6.3. Forzado.

El forzado se emplea para:

-flor cortada, a partir de bulbos "preparados".

-las macetas con flores, a partir de bulbos ordinarios pero empleando las variedades tempranas (simples y dobles).

*Flor cortada: los bulbos "preparados" sufren un tratamiento térmico en las instalaciones de los viveristas especializados y en particular una salida del reposo, realizada a bajas temperaturas.

Se distinguen dos técnicas de forzado cuando se utilicen bulbos "preparados" a 9ºC o a 5ºC.

6.3.1. Bulbos "preparados" a 9ºC 

Se trata de la técnica más antigua; comprende dos fases: una preparatoria y después el forzado propiamente dicho. Estos tulipanes solo son adecuados para aquellas zonas donde las temperaturas invernales sean lo suficientemente bajas.

-Fase preparatoria:

El objetivo de esta fase es provocar la elongación de la yema floral y el enraizamiento del bulbo.

Tiene lugar en macetas, cajas o cajoneras que puedan ser fácilmente apilables. Esta operación se inicia a mediados de septiembre.

Los bulbos se disponen sobre un sustrato drenante (tierra franca, arena o turba), generalmente no fertilizado, recubriéndolos 1 cm. Los recipientes son colocados en cámaras de enraizamiento a una temperatura entre 5-12ºC.

La entrada en el invernadero se efectuará cuando los brotes tengan de 5 a6 cm, generalmente dos meses después.

En este caso son más apropiados los calibres superiores a 12.

-Forzado en invernadero:

Durante diez días el forzado se realiza en la oscuridad para favorecer el alargamiento de hojas y pedúnculos florales.

Los recipientes se cubren con polietileno negro o se colocan bajo las bandejas del invernadero. La temperatura será de 18ºC, efectuando riegos regulares.

Después el forzado se continúa a plena luz; en diciembre suele durar 3 a 4 semanas, según los cultivares de tulipanes.

Esta misma técnica se emplea en la producción como planta de interior, empleando híbridos de floración precoz, tanto de flores simples como dobles; todos ellos con hojas pequeñas y flores grandes sostenidas por tallos cortos, colocando 3 bulbos por maceta del 12.

6.3.2. Bulbos "preparados" a 5ºC

La plantación se efectúa directamente en invernaderos (o bajo túneles) de forzado desde el momento de recepción de los bulbos.

La densidad de plantación será elevada, 200-300 bulbos/m2 aproximadamente, enterrándolos a poca profundidad sobre un lecho de tierra muy fina y cubriéndolos 1 ó 2 cm con tierra o turba.

Las temperaturas serán de 12 a14ºC durante tres semanas para evitar el desarrollo de hongos parásitos y favorecer el crecimiento rápido de las raíces. Posteriormente se regula la temperatura del invernadero a 18ºC y a 15-16ºC la temperatura del suelo.

Con estos bulbos se reduce el efecto de las altas temperaturas invernales en zonas con invierno suave. Aunque los resultados de la plantación pueden variar de un año a otro, pues los tulipanes de 5º son bastante sensibles a: temperatura y textura del suelo, calidad del agua de riego, plagas, enfermedades, etc.

-Recolección de flores:

Se realiza en el estado "botón floral apenas coloreado", cuando el color de los pétalos es apenas visible.

Normalmente se suelen arrancar conjuntamente la planta, su bulbo y sus raíces, y se corta el pedúnculo floral lo más cerca posible de la base del bulbo, para tener una buena longitud de flor.

Se colocan en recipientes con agua dentro de cámaras frigoríficas a 4-5ºC.

6.4. Producción mixta del Medi

Este tipo de cultivo se practica en el Mediterráneo, siendo el esquema general de cultivo el siguiente:

1.-Primer año: se cultiva en tierra los bulbos de origen holandés, posteriormente tiene lugar la recolección de la flor y por último el bulbo se deja enterrado para su crecimiento o engorde.

2.-Segundo año: los bulbos de mayor calibre obtenidos el primer año se cultivan en invernadero, después de un tratamiento térmico a 5ºC, posteriormente se recolecta la flor y por último los bulbos más pequeños se venden a un bulbicultor para engordarlos.

3.-Tercer año: los bulbos engordados el segundo año se cultivan en invernadero después del tratamiento térmico y finalmente tiene lugar la recolección de la flor.

6.5. Decoración de macizos florales.

La plantación tiene lugar en otoño, solas (preferentemente para colores iguales) o asociadas a plantas bianuales.

Se debe tener en cuenta que la floración de los tulipanes es bastante corta, por tanto hay que prever el escalonamiento de los cultivares.

Últimamente se suelen realizar plantaciones directamente sobre el césped, estando localizados en manchas irregulares y para parterres o rocallas.

7. PARTICULARIDADES DEL CULTIVO.

7.1. Plantación.

Primero se recomienda desinfectar los bulbos en una solución de Benomilo y Captan, para prevenir el ataque de Fusarium oxysporum, Rhizoctonia solani, Botrytis tulipae y Phytium sp; además de realizar una esterilización de suelo.

El cultivo se debe iniciar con la importación de los bulbos, normalmente con un tamaño 10/12, con una combinación de colores y precocidad.

Tendrá lugar en mesas de 25 cm de altura de un metro de ancho, con pasillos de 40-50 cm.

La densidad de plantación aproximada es de 100 bulbos/m2, aunque depende del cultivar, calibre y época de plantación.

-Marco de plantación: los bulbos se plantan a 8 cm sobre la hilera y a 12.5 cm entre hileras, enterrándolos a unos 10 cm de profundidad, apretando bien la tierra para que no se formen bolsas de aire alrededor.

-Época de plantación: debido a las técnicas de preparación y conservación de bulbos, la plantación de los bulbos de tulipán puede realizarse en diferentes momentos, dependiendo fundamentalmente de las condiciones climáticas.

7.2. Riego.

Se riegan frecuentemente hasta la floración; a partir de ese momento el riego debe ser moderado.

Se recomienda el riego localizado con 3 o 4 líneas portagoteros por mesa de plantación con emisores de 2 l/h, separados 30-40 cm entre sí. La cantidad de agua aportada puede reducirse una vez que se hayan formado las raíces.

El déficit hídrico puede originar que se formen las hojas antes que las raíces, lo cual favorece al aborto de los botones florales.

7.3. Abonado.

El nitrógeno provoca un excesivo desarrollo de las hojas en detrimento de la rigidez del tallo, la que es favorecida por potasio.

El exceso de N produce un desarrollo exagerado de las hojas en perjuicio de las flores, en el caso de la producción de flor cortada.

El tulipán es sobre todo exigente en K2O, pues el potasio mejora la síntesis y migración de los glúcidos hacia el bulbo y mejora la coloración de las flores.

El P2O5 favorece  el crecimiento y evita los inconvenientes de un exceso de N.

Para el cultivo de bulbos normalmente se aplica el siguiente equilibrio: 1-0,5-2.

Se debe evitar en todo momento que el estiércol aportado esté fresco, ya que se incrementa el riesgo de contaminación de diversos hongos, especialmente Fusarium.

Abonado de fondo (por área).

-Sulfato amónico: 2 kg

-Superfosfato: 5 kg.

-Sulfato de potasa: 2 kg.

Abonado de mantenimiento (por área).

-Desarrollo de los bulbos: 2 g/l o 1 kg/área de 14-7-26, a partir de la primera hoja. Después de la "salida" de flor: nitrato potásico (2 g/l o 1 kg/área).

-Forzado: poco o nada de fertilización (ocasionalmente 3 kg/área de 10-20-20 en la plantación, y un mes  después, en el caso de los cultivos a partir de bulbos a 5ºC.

En fertirrigación se recomienda utilizar nitrato potásico (13-0-40) y fosfato monoamónico (12-61-0), a una dosis de 2 g/m2 dos veces a la semana, durante todo el ciclo de cultivo.

El exceso de abonado puede favorecer la aparición de puntos de hojas quemadas, reduciendo  así la calidad de la flor.

7.4. Multiplicación.

El tulipán se renueva anualmente por bulbillos (pequeños bulbos que se desarrollan en la base del "viejo" bulbo), uno de los bulbillos toma mayor importancia, y el viejo bulbo se seca, siendo reemplazado por el nuevo. Se hable de bulbo de renovación anual.

La multiplicación se efectúa por separación de los bulbillos en el momento de la recolección (de 2 a 5 o más por bulbo). La multiplicación por semillas solo se realiza para obtener nuevos cultivares, que florecerán en 5 o 6 años.

La propagación comercial del tulipán está fundamentalmente en  manos de los productores holandeses, debido por un lado es un elevado grado de tecnificación y por otro lado al tener las condiciones medioambientales adecuadas.

8. PLAGAS Y ENFERMEDADES.

8.1. Plagas.

-PULGONES (Dysaphis tulipae, Myzus persicae, Aphis fabae...).

Aparecen en las plantas durante su vegetación y en los bulbos durante su conservación. Los pulgones dañan el brote de la planta, deformándolo. Los ataques de pulgones son más frecuentes durante la primavera tanto en cultivo al aire libre como en invernadero.

El daño más importante de los pulgones es indirecto, pues son transmisores de virus.

Control.

-Pulverización con Lindano, Paration, etc, después de la aparición de los primeros síntomas de la invasión, antes de que la planta sufra daños importantes.

-NEMÁTODO DE LOS TALLOS Y DE LOS BULBOS (Ditylenchus dipsaci).

Este nemátodo causa necrosis del tallo y abultamientos y/o retorcimientos de las hojas y de las yemas. Sobrevive en el suelo y en malas hierbas huéspedes y ataca a los bulbos y brotes jóvenes.

D. dipsaci se mueve intercelularmente en los tejidos jóvenes, disolviendo la lamela media e incitando hipertrofia e hiperplasia. Los brotes se abultan típicamente, se deforman y se acortan.

Se trata de un organismo vermiforme, largo y delgado (0.8-1.4 mm), posee un estilete y la cola es ligeramente puntiaguda.

El cuerpo se pone casi recto cuando muere por calor.

D. dipsaci es bisexual y pone 200-500 huevos durante el ciclo de vida de un adulto, que es de 45 a 75 días. La temperatura óptima para su desarrollo es 15-20ºC, teniendo poca actividad por debajo de 10ºC o por encima de 22ºC. Finalmente, los nemátodos emigran a la base de la planta, donde se concentran en grupos. En este estado los  nemátodos pueden resistir una sequía considerable.

-Control.

-Realizar una rotación de tres años sin cultivar tulipanes.

-Destrucción de las plantas afectadas.

-Remojar los bulbos en agua caliente durante tres horas y treinta minutos a 43.5ºC de 15-20 días después de la recogida.

-La pasteurización con vapor es el tratamiento más seguro y efectivo.

-No desinfectar con bromulo de metilo, pues resulta fitotóxico para las Liliáceas.

8.2. Enfermedades.

FUEGO DEL TULIPÁN (Botrytis tulipae).

Se trata de una enfermedad muy frecuente y la de mayor gravedad, pues ataca a todos los órganos de la planta.

Este hongo se puede diseminar a través de bulbos infectados, acolchados, v
http://www.abcagro.com/flores/flores/tulipan.asp

Opina en Foro

 1..2 de 2 Opiniones

  1. Patricio » priquelmehgmail.com0:41 Horas, 31/12/2011


    Es un buen documento, saben donde venden bulbos en Chile.

  2. manene » mgbpaisajistagmail.com16:46 Horas, 13/9/2010


    ¿donde se pueden comprar papas de tulipanes acá en Chile? De buen calibre. gracias


Página [1]