Cantidades para Alimentar a un Caballo
Relación Forraje: Concentrado, Restricciones Alimenticias, Proteína y Energía
GanaderíaInsumos EquinosChileRegión de la AraucaníaImperial
Anónimo Viernes 5 de Octubre del año 2007 / 19:10

¿Cuánta Comida le doy a mi caballo?

Cómo determinar cuánto debe comer un caballo para lograr expresar todo su potencial genético.

Todo caballo adulto dependiendo de la actividad que realice y en que intensidad lo haga tendrá distintos requerimientos de energía, proteína, vitaminas y minerales. Por lo que nuestro objetivo al alimentar un caballo será alcanzar estos requerimientos y mantener en un correcto balance estos elementos. Con el fin de simplificar nuestra discusión, nos referiremos principalmente a los requerimientos de energía y proteína de un caballo adulto.

Dentro de los alimentos que disponemos para alimentar un caballo, los podremos clasificar en dos grandes grupos: Los forrajes y los concentrados. El primer grupo corresponde a los alimentos que poseen un bajo aporte de energía y un gran porcentaje de fibra, aquí se encuentran todos los tipos de heno y el forraje verde. En el grupo de los concentrados están los alimentos con un alto contenido energético y con bajo porcentaje de fibra, como son los granos y los concentrados comerciales principalmente.

Antes de continuar, aclararemos el concepto de porcentaje materia seca de un alimento (MS), todo alimento posee algún grado de contenido hídrico, por lo que el porcentaje de materia seca no es mas que la proporción de sólidos que posee un alimento en relación a su peso total, además tenemos el concepto de tal como ofrecido que es el alimento tal cual como se da al animal. El contenido de MS varia de acuerdo al tipo de alimento y al tipo de proceso que ha sido sometido (henificación, ensilaje, etc.). Por ejemplo, la avena en términos generales posee un 90% de MS, es decir en 1Kg. de avena tal como ofrecido hay 100 grs. de agua y 900 grs. de sólidos.

Esto es mucha utilidad pues no es posible que comparemos un kilo de pasto verde con uno de pasto seco en términos de contenido de nutrientes en relación a su peso,  pues el primero posee los nutrientes mucho mas concentrados, por así decirlo, que el segundo debido al alto contenido hídrico del pasto verde. Es así como un caballo que comen pasto fresco v/s uno que come forraje seco, necesita comer 3 Kg. de pasto por cada Kg. que come un caballo en pesebrera alimentado con heno, esto hace que veamos que los caballos en potreros se mantengan  muy panzones debido al volumen que deben consumir. Por lo que todos los contenidos de nutrientes de un alimento se hacen en base a su materia seca.

Restricciones que posee el caballo

Ahora determinaremos algunas restricciones que posee el caballo en cuanto a su alimentación. Un caballo en un libertad en un potero o en pesebrera con alimentación ad-libitum, es capaz de consumir en un periodo de 24 Hrs. como máximo 2 a 2.5% de su peso vivo en base MS de forraje. Por lo que un caballo de 450 kg. sería capaz de comer de 9 a11.25 Kg. de alimento en base materia seca, ahora si esto lo pasamos a Kg. de heno de alfalfa tal como ofrecido, tendremos como consumo máximo de 10 a12 Kg. de heno de alfalfa tal como ofrecido aproximadamente (considerando el heno de alfalfa con un 90% de MS).  Esto es importante tener en cuenta pues cuando formulemos un ración para nuestro caballo, esto no deberá exceder el consumo máximo del animal e incluso deberá ser inferior pues en la practica un caballo no dispone de las 24 Hrs. del día para alimentarse debido a largos viajes, los rodeos mismos, el trabajo diario, etc.

Por otra parte, el caballo para un correcto funcionamiento de su sistema digestivo necesita un mínimo de fibra, pues de otra forma comienzan problemas de cólicos y laminitis, propios de la sobre carga de granos. Por lo que el consumo mínimo de cualquier tipo de forraje debe ser de al menos un 1% de su peso vivo en base MS.

Teniendo en cuenta las restricciones de consumo máximo de alimento y de consumo mínimo de forraje, revisaremos la relación forraje:concentrado, ésta variará principalmente debido al estado fisiológico en que se encuentre el caballo (nivel de entrenamiento, preñez, lactancia, etc.), lo principal a tener en cuenta es que el consumo de concentrado se hace necesario cuando, el solo consumo de forraje no logra alcanzar los requerimientos de energía del animal, pues si consideramos un caballo de 450 kilos que está en trabajo intenso, posee un requerimiento de 29.8 mcal de energía digestible lo que alcanzaríamos con 13 kg. en base MS de una alfalfa de mediana calidad, lo que excede el limite de consumo máximo,  por lo que para cubrir este requerimiento será necesario adicionar algún tipo de concentrado.

En cuanto a la proteína, ésta no sería un problema, pues el requerimiento se logra alcanzar con 7 Kg. en base MS de heno de alfalfa de mediana calidad.  En general la utilización de concentrados varía desde un 0% en animales en mantención a un 65% en caballos en ejercicio intenso, en resumen podremos decir que un caballo que necesita una fuente extra de energía debe consumir a lo menos 1 Kg. de forraje en base MS por cada 100 Kg. de peso vivo (el consumo mínimo de fibra) y la cantidad de concentrado necesaria para cubrir el requerimiento de energía.

Proteína y energía para un caballo

Sobre los requerimientos de proteína y energía para un caballo de 450 Kg. en mantenimiento, trabajo liviano, mediano e intenso los resumimos  en la siguiente tabla (un caballo corriendo y trabajado una vez al día correspondería a un nivel de trabajo mediano):

A modo de ejemplo formularemos una ración para un caballo de 450 Kg., que es el peso promedio de un caballo chileno, en un plan de trabajo mediano. Dispondremos como alimentos avena y heno de alfalfa de calidad media. Ahora si sabemos que la avena posee un 3.58 mcal/kg. de MS y un 11% de proteína cruda en base MS y la alfalfa posee 2.28 mcal/kg. de MS y un 17% de proteína cruda en base MS. Considerando una ración que contenga 4.5 Kg. de MS de alfalfa, cantidad mínima de forraje para un caballo de 450Kg., tendremos cubiertas 10.26 mcal de las 22.35 mcal requeridas (Ver tabla), ahora para lograr obtener las 12.09 mcal faltantes, necesitaremos 3 Kg. de avena en base MS.

Al ver el aporte de proteína de nuestra ración tendremos 1136 grs. de proteína  cruda, lo que concuerda con lo que dijimos anteriormente que la proteína no es una limitante al utilizar estos alimentos, puesto que las leguminosas, como la alfalfa, poseen un considerable aporte proteico. Ahora nosotros no hemos considerado, que la expresión de proteína cruda solo nos dice la cantidad de proteína que hay y no de que tipo es, esto es importante ya que las proteínas se componen de pequeñas unidades estructurales llamadas aminoácidos, los que son finalmente usados por el caballo para formar sus propias proteínas (las que forman estructuras como anticuerpos, hormonas, tejidos como músculos,  piel, órganos, etc.), ahora, la mayoría de los aminoácidos puede ser sintetizado por el propio caballo (sin tener que ser incorporados directamente en la dieta) pero existe un pequeño grupo llamado aminoácidos esenciales, que no pueden ser sintetizado por el caballo por lo que, deben ser incorporados en la dieta. Por esto es importante el tipo de proteína que estamos incorporando, lo que se llama la calidad de la proteína. El aminoácido mas importante a tener en cuenta es la lisina (sobre todo en caballos en crecimientos), en el caso de nuestro ejemplo la avena y el heno de alfalfa poseen un 0.3% y un 0.8% de Lisina en base MS respectivamente, por lo que nuestra ración posee 74grs. de lisina  aproximadamente siendo el requerimiento para el caballo de nuestro ejemplo de 31 grs.

Dado que nuestra ración posee un exceso de proteína y aún estamos lejos de la limitante de consumo máximo de alimento para un caballo de 450 Kg. (11.25 Kg. de MS), podríamos eventualmente ajustar más esta dieta poniendo un heno de menor calidad con el fin de disminuir el costo de la dieta y aumentar el volumen de la ración, lo que trae como beneficio que el caballo le tome mas tiempo consumir su alimento, lo que disminuye el estrés de estar encerrado gran parte del día en una pesebrera y el riesgo de desarrollar ulceras gástricas en caballos en competición.

Luego de ver la cantidad de alfalfa y avena en base MS necesarios, debemos llevar estas cantidad expresadas en MS a tal como ofrecido, para así saber cuanto alimento debemos dar en la practica a nuestro caballo, dado que el heno de alfalfa posee un 91% de MS y la avena un 90.9% de MS, es que necesitaremos 5 Kg. de alfalfa y 3.7 Kg. de avena tal como ofrecido aproximadamente en forma diaria.

Distribución de comida

Ahora que tenemos nuestra ración diaria, debemos determinar como la distribuiremos durante el día, para esto debemos tener en cuenta que el sistema digestivo del caballo está hecho para recibir en pequeñas cantidades y en forma constante el alimento, por lo que lo ideal sería que distribuyamos la ración lo mas uniforme durante el día, ahora como esto en la practica no es posible, nos conformaremos con dividir la ración diaria en tres  como mínimo. No obstante existe la restricción de no dar grandes cantidades de concentrado de una sola vez, debido al riesgo de desarrollo de una laminitis o un cólico, por lo que se recomienda no dar mas de un 0.5% del peso vivo del animal por cada vez, lo que para nuestro caballo de 450 Kg. sería no mas de 2.25 Kg., lo que implicaría, en este caso, dividir la ración de avena en dos.

Antes de terminar, es importante señalar dos cosas: primero, que en este articulo solo dimos una gran pincelada de lo que es la formulación de una ración para un caballo, pues hay muchos temas que nos quedan afuera pues, no consideramos otros nutrientes que son igualmente importantes como: calcio, fósforo, vitaminas, selenio, cobre, agua etc.

Lo segundo, es que al formular las raciones tomamos como referencia requerimientos de un caballo y aportes de alimentos promedios, por lo que es importante ir ajustando la ración de acuerdo al aumento o disminución de peso de nuestro caballo y su condición corporal, pues cada animal posee requerimientos particulares, y la calidad de los alimentos puede variar. La determinación del peso corporal y la condición corporal será tema de un próximo artículo.

Referencia:

National research council. (NRC) 1989. Nutrient requirements of horse. National academy press. Washington DC.

Por Felipe Lara, licenciado en veterinaria de la Universidad de Chile


http://www.rodeolareina.cl/Cuanta%20comida%20le%20doy%20a%20mi%20caballo.htm

Opina en Foro
 1..1 de 1 Opiniones

  1. Renato » sewell1964hotmail.com10:57 Horas, 24/3/2012


    tengo un caballo de unos 450kg y la he notado triste, tal vez sera que le doy mucha avena como 4 kg de avena remojada antes de darsela, anda lento, no anda animosa, estara trancada,,,


Página [1]