El Choro araucano: un nuevo recurso marino en nuestras costas
En los sistemas de cultivos instalados en las costas de Dichato
AcuiculturaMoluscos MariscosChileRegión de la AraucaníaChanlelfu
Anónimo Jueves 31 de Mayo del año 2007 / 15:54

En los sistemas de cultivos instalados en las costas de Dichato fue donde investigadores de la Universidad de Concepción comenzaron a mirar con ojos curiosos la presencia de una especie de choro que parecía tener casi imperceptibles diferencias en sus características respecto a los recursos hasta ese momento explotados en el sector. El Doctor Eduardo Tarifeño califica como un “hallazgo” la detección del Choro araucano en las costas de nuestro país, que hasta ese momento era identificado comoelChoro Zapato que todos conocemos debido a su similitud en tamaño, forma y color. Fue allí donde comenzó a germinar la idea de presentar el proyecto “Desarrollo del cultivo de un nuevo recurso marino: El Choro araucano (Mytilus sp.)”.

Determinamos que era una buena oportunidad presentar este proyecto a FONDEF porque la acuicultura, y en particular la mitilicultura (cultivo de choros o mejillones) se encuentra en franca etapa de expansión en Chile debido al promisorio mercado internacional para este alimento”, explica el Doctor Tarifeño.

Un nuevo mejillón

Gracias a estudios genéticos en Chile y Nueva Zelandia, y a un taller de consulta con expertos realizado en la Universidad de Concepción, el equipo de investigación de este proyecto cumplió el primer objetivo de su trabajo, al determinar que se trataba de el Mytilus galloprovincialis, cuya presencia en las costas de Chile no había sido efectivamente demostrada anteriormente y conocido en el mercado internacional como el mejillón gallego o mediterráneo, el más cultivado a nivel mundial entre los mejillones. Apetitoso, de excelente tasa de crecimiento y rendimiento, esta especie pone en muy buen pie los resultados esperados de esta investigación, que tiene por objetivo principal generar un paquete tecnológico comercializable para el cultivo del Choro araucano que incluye protocolo de producción, asesoría y capacitación, además de operación normal y evaluación de factibilidad económica de este cultivo.

Actualmente el equipo de investigación se encuentra trabajando en la Estación de Biología Marina de la Universidad de Concepción en Dichato, estudiando algunos aspectos del ciclo básico de la biología del recurso. Específicamente, se encuentra en estudio el acondicionamiento sexual de reproductores y desarrollo larval, de tal forma de determinar en qué épocas el recurso está maduro sexualmente para poder obtener y generar larvas. Asimismo, será necesario establecer cuál es la mejor forma de captar las larvas (que nadan en el agua hasta que se fijan y se transforman en chorito) y luego determinar las mejores condiciones de crecimiento. “El trabajo realizado hasta hoy ha permitido generar exitosamente tres producciones masivas de semillas a nivel experimental”, comenta el Doctor Tarifeño.

Los aspectos técnicos de este trabajo deberán considerar los procedimientos para la producción masiva y crecimiento de semillas y de juveniles en sistemas de engorda, mientras que los ensayos de aprovechamiento estarán dirigidos a determinar alternativas más rentables de procesamiento.

Con estos resultados se generará el paquete tecnológico mencionado. Asimismo, el proyecto contempla entre sus objetivos el establecimiento de un Consorcio Tecnológico para la producción de semillas de Choro araucano que utilizará y venderá la tecnología de producción de semillas para satisfacer demandas de terceros, especialmente a pequeñas y medianas empresa mitilicultoras.

Ventajas comparativas

El choro araucano (Mytilus galloprovincialis) presenta notables ventajas comparativas para el cultivo respecto al choro zapato y al chorito o quilmahue. Entre ellas destaca el color amarillo-naranja en ambas gónadas, a diferencia del choro zapato cuya gónada femenina es de color café oscuro lo que la hace poco atractiva para el consumo. En cuanto a las tasas de crecimiento, hay información sólida que permite afirmar que las del choro araucano son mayores que la del chorito. En cuanto al tamaño, el que presenta el choro araucano en la etapa adulta es mayor que el del chorito por lo que es posible que el rendimiento en carne sea mayor en el choro araucano a igual talla. Por último, el biso (filamento para fijarse) es más resistente al desdoble de cuelgas en el choro araucano que en el chorito. Aunque ya se detectó la presencia del choro araucano en las costas de Chiloé, la presencia de este recurso marino en aguas con temperaturas más cálidas que en el sur de Chile permiten considerar la expansión de la mitilicultura nacional hacia el centro y norte del país en áreas libres de florecimientos algales nocivos (FAN) que constituyen la gran amenaza para el crecimiento de la mitilicultura en el sur de Chile. “El hallazgo de esta especie en las costas de la Región del Biobío (36º S), la transforma en un nuevo recurso para la acuicultura nacional, con un gran potencial para el desarrollo y la diversificación de la mitilicultura chilena”, concluye Tarifeño.

El mercado de los bivalvos en Chile

Hasta ahora en Chile, los cultivos de bivalvos marinos están basados fundamentalmente en el ostión del norte (Argopecten purpuratus), y en menor escala en el chorito (Mytilus edulis chilensis), la ostra chilena (Tiostrea chilensis), la ostra japonesa (Crassostrea gigas), el choro zapato (Choromytilus chorus) y la cholgua (Aulacomya atra). Mientras hace unos años la salmonicultura aparecía como el sector más promisorio en cuanto a su expansión, el chorito (conocido como mejillón chileno a nivel internacional) ha crecido a una tasa promedio anual de 30%. Mientras en el año 2003 la producción alcanzó las 50 mil toneladas, el 2004 la exportación de choritos superó las 65 mil toneladas, lo que ubica a Chile como el sexto productor de choritos a nivel mundial.. Esta es una prueba inequívoca del potencial comercial del cultivo de una especie como el choro araucano, producido a escala industrial en países como España y cotizado en los mercados internacionales más exigentes.

Director General: Eduardo Tarifeño Silva. Biólogo Marino, Ph.D. (etarifen@udec.cl)





Ultimos Comentarios