CANCRO BACTERIANO (Pseudomona syringae pv. syringae) bacteria que se encuentra en el medio ambiente
importancia el retiro de las plantas enfermas del huerto antes que comiencen las condiciones ambientales favorables para la diseminación
AgrícolaBiotecnologíaChile
Fuente: Enfermedades de las Plantas Cultivadas. Bernardo Lat Martes 24 de Noviembre del año 2015 / 13:14


CANCRO BACTERIANO

(Pseudomona  syringae pv. syringae)

Esta enfermedad del cerezo tiene gran  importancia dado el amplio rango de diseminación que presenta el agente causal y la susceptibilidad al ataque que presenta esta especie, especialmente en plantas nuevas sometidas a veces a manejos intensos de conducción y formación,  que facilitan el ingreso  de la bacteria especialmente durante los primeros cuatro años de vida, determinando así  el desarrollo y precocidad del huerto.

AGENTE CAUSAL:

Esta enfermedad es causada por Pseudomonas syringae pv. syringae, bacteria que se encuentra normalmente en el medio ambiente, conviviendo como epifito en forma natural  en distintos hospederos como los mismos  árboles del huerto  y en  malezas, especialmente  en gramíneas. De esta forma huertos rodeados de árboles o vegetación  silvestre comunes en cercos y con presencia de malezas, estarán bajo una mayor presión del inóculo y con gran susceptibilidad al ataque cuando se generen las condiciones predisponentes.

Para generar la infección, Pseudomonas syringae pv. Syringae requiere  de agua libre para su diseminación y temperaturas templadas para su desarrollo (alrededor de 25 ºC) como ocurre en el período de otoño, con rocíos, neblinas y lluvias con viento.   

SINTOMAS:

Brotación desuniforme y retardada, junto con yemas muertas, cancros en ramas o tronco. Exudación de goma color ámbar en invierno y primavera. Los tejidos afectados presentan lesiones necrosadas con márgenes acuosos y con marcado olor a fermentación

VIAS DE INFECCIÓN: 

La vía de infección mas común e importante en esta época es a través de las heridas en las yemas por caída de hojas, lugar a donde llega y se acumula el patógeno arrastrado por agua libre.  El rocío arrastra el inóculo presente sobre la madera y lo acumula sobre la yema acercándolo a las heridas favoreciendo la infección. Las heridas producidas por heladas tempranas sobre material susceptible (ejes), a raíz de crecimientos tardíos en la temporada, también son vías importantes de infección. La lluvia por otra parte,  al impactar el suelo, malezas y madera infectada, salpica y transporta el inóculo ayudado por el viento, diseminando la enfermedad. Es de especial importancia  el retiro de las plantas enfermas del huerto antes que comiencen las condiciones ambientales favorables para la diseminación de la enfermedad.

CONTROL:

El control de la enfermedad se debe basar en  la disminución de la presión del patógeno en el huerto, por medio de manejos que controlen los hospederos fuente de inóculo y también con la disminución temprana de la carga de Pseudomonas presente, para ello: 

      -    Mantener el camellón siempre libre de malezas.

-          Hacer aplicación antes de la primera lluvia de otoño con compuestos cúpricos mas aceite mineral al 0,5 % (mayor persistencia), de manera de entrar al período de mayor susceptibilidad al ataque con una baja presión de la enfermedad.

-          Se debe cubrir el período de caída de hojas con aplicaciones al 5%, 50% y 80% de defoliación, repitiendo en caso de haber una lluvia intensa que lave el producto.

-          No fertilizar con nitrógeno las plantas jóvenes desde Febrero en adelante, de manera de llegar a las primeras heladas con plantas endurecidas, lignificadas.

-          Manejo del riego como medio para estimular endurecimiento de plantas, antes de las heladas.

-          No aplicar hormonas de crecimiento desde febrero en adelante.

-          Pintar el tronco con Caldo Bordelés en otoño, 1 mt desde la base. 


Fuente: Enfermedades de las Plantas Cultivadas. Bernardo Lat



Ultimos Comentarios