Conaf. Conservación del Patrimonio Silvestre, Uso Sostenible de Ecosistemas
Corporación Nacional Forestal. Reservas y Parques Nacionales, Monumentos Natural
Conservación Medio AmbienteReservas NaturalesChileRegión MetropolitanaSantiago
Anónimo Jueves 26 de Julio del año 2007 / 10:27

La misión de CONAF es:

Contribuir al desarrollo del país a través de la conservación del patrimonio silvestre y el uso sostenible de los ecosistemas forestales

"Sus objetivos estratégicos son

Fortalecer integralmente el Sistema Nacional de Áreas Silvestres protegidas del Estado, incorporando herramientas modernas de administración y optimización de sus recursos.

Incentivar la creación y manejo del recurso forestal que permitan la generación de bienes y servicios ambientales, con énfasis en los pequeños y medianos propietarios.

Proteger los ecosistemas forestales de los agentes y procesos dañinos tales como el fuego, la desertificación y otras formas de deterioro.

Fortalecer la participación de la ciudadanía y de los actores locales asociados a las áreas silvestres protegidas y a los ecosistemas forestales, a través de la implementación de programas y mecanismos de educación y desarrollo comunitario.

Estrategias de CONAF para el Desarrollo Regional

¿Qué son realmente las ECDR y porqué revisten tanta importancia?

Las Estrategias de CONAF para el Desarrollo Regional o ECDR corresponde a una respuesta desde el quehacer integral de CONAF a las demandas y requerimientos de la sociedad, expresadas en cada una de las regiones del país, según sus propias estrategias de desarrollo, en el nivel local o comunal, lo que sin lugar a dudas tendrá como consecuencia un conjunto de efectos significativos en el desarrollo regional, en la medida que cada uno de los trabajadores y trabajadoras de la Corporación se comprometa a contribuir en este proceso integrando su labor específica a través de la conformación de equipos transversales de trabajo.

Importancia que revisten las ECDR para CONAF y sus trabajadores y trabajadoras: Este proceso constituye un desafío mayor, puesto que facilitará la consolidación institucional en el mediano y largo plazo por la vía de estrechar el contacto con la comunidad y todos los actores sectoriales y los relacionados con su quehacer, ya que se utilizarán las ECDR para medir el desempeño colectivo institucional, tal cual lo plantea y exige la Ley N°19.882, denominada del nuevo Trato Laboral, lo cual implica elevar la jerarquía de la decisión tomada durante el segundo semestre de 2002 a una altura digna de las capacidades de los trabajadores de CONAF, que ya cuenta con la firme voluntad de los Directivos de CONAF para impulsar y profundizar este proceso en todas sus dimensiones.

Por otra parte, este proceso implica a su vez poder reestructurar una identidad corporativa acorde con los tiempos actuales, donde las fronteras de todo tipo entre los países se reducen con mayor rapidez que en el pasado y las fortalezas culturales adquieren un significado trascendental para posicionar países e instituciones.

Razones por las que CONAF inició este proceso: El aporte que puede entregar CONAF a este esfuerzo nacional es específico y valioso, en la medida que sea reconocido y valorado por los segmentos de la sociedad que lo demanden. Este es nuestro desafío, ya que alcanzar los logros que implica todo lo señalado anteriormente significará para cada uno de nosotros redoblar el esfuerzo, la creatividad y, sobre todo, la identificación con una organización que busca un espacio digno y renovado en el presente siglo.

“El principio del trabajo en equipo es desempeñar un trabajo individual bajo un fin común”

Áreas Silvestres Protegidas

El Sistema Nacional de Areas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), creado mediante la Ley Nº 18.362 de 1984, corresponde a aquellos ambientes naturales, terrestres o acuáticos que el Estado protege y maneja para lograr su conservación.

El sistema está formado por las siguientes categorías de manejo:

Parques Nacionales

Se define como Parque Nacional un área generalmente extensa, donde existen diversos ambientes únicos o representativos de la diversidad biológica natural del país, no alterada significativamente por la acción humana, capaces de autoperpetuarse y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas, son de especial interés educativo, científico o recreativo.

Los objetivos que se pretende son la preservación de muestras de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos; la continuidad de los procesos evolutivos, y en la medida compatible con lo anterior, la realización de actividades de educación, investigación y recreación.

Reservas Nacionales

 

Se llama Reserva Nacional al área cuyos recursos naturales es necesario conservar y utilizar con especial cuidado, por la susceptibilidad de éstos a sufrir degradación o por su importancia en el resguardo del bienestar de la comunidad.

Tiene como objetivo la conservación y protección del recurso suelo y de aquellas especies amenazadas de flora y fauna silvestre, a la mantención de o mejoramiento de la producción hídrica y la aplicación de tecnologías de aprovechamiento racional de éstas.

Monumentos Naturales

 

Monumento Natural es un área generalmente reducida, caracterizada por la presencia de especies nativas de flora y fauna o por la existencia de sitios geológicos relevantes desde el punto de vista escénico, cultural o científicos.

Su objetivo es preservar el ambiente natural, cultural y escénico, y en la medida que sea compatible con ello, desarrollar actividades educativas, recreacionales o de investigación

Actualmente Chile cuenta con 95 unidades, distribuidas en 32 Parques Nacionales, 48 Reservas Nacionales y 15 Monumentos Naturales, las que en total cubren una superficie aproximada de 14 millones de hectáreas, equivalentes al 19% del territorio nacional.

Los Parques Nacionales se distinguen porque todos los recursos naturales que existen en ellos, flora, fauna, recursos hídricos, etc. no pueden ser utilizados con fines económicos, más bien deben ser protegidos. En cambio los recursos existentes en las Reservas Nacionales pueden ser utilizados en forma sustentable.

En esta sección detallamos las unidades más visitadas del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado. La información proporciona antecedentes relativos a:

Descripción de la Unidad

Vías de Acceso

Información Turística

Distancia en tiempo de viaje

Actividades posibles de desarrollar

Ecoturismo en Áreas Silvestres Protegidas

DESCUBRIENDO NUESTRO PATRIMONIO CULTURAL

El interés de CONAF por desarrollar el turismo sustentable al interior de las áreas silvestres protegidas, también considera al etnoturismo, es decir la oportunidad que se ofrece a los visitantes que acuden a ellas, para obtener una gran variedad de experiencias relacionadas con los recursos culturales.

Las atracciones culturales que muchas áreas protegidas poseen, como vestigios arqueológicos, históricos o presencia de etnias a las cuales se asocian tradiciones, folklore, leyendas, arte, eventos etnoculturales  y otros aspectos, constituirán una componente importante de las futuras concesiones entregadas al sector privado, las que bajo el marco de orientación y normativo de la Corporación posibilitarán mejorar  el conocimiento y valorización de nuestra identidad cultural, considerando sus características, autenticidad y su debido resguardo.

CAMINATAS

Corresponde a una de las actividades más atractivas para los ecoturistas, ya que la experiencia en contacto con la naturaleza es más plena, dando cabida al conocimiento y descubrimiento de la flora y fauna. Se puede realizar en dos modalidades, el Trekking, de larga duración y que requiere equipo de campamento, y el Hiking que por lo general dura un día.

Su escenario es la naturaleza primitiva asociada normalmente con zonas montañosas, y se realiza por medio de rutas preestablecidas, con apoyo de mapas y en algunos casos con porteadores o animales de carga. Usualmente, no requiere equipos especiales para el avance (ej. equipo para escalamiento).

Esta actividad se tiene que realizar con un máximo de 12 turistas por cada guía y un guía adicional cada nueve turistas. La edad mínima requerida es de ocho años, con autorización de los padres. Se puede practicar durante todo el año y su riesgo se minimiza al considerar las condiciones adversas que pueda presentar el ambiente, como derrumbes y otros.

DESCENSO POR RÍOS

Conocida como Rafting, esta actividad del turismo aventura que se originó en Estados Unidos en los años 70, consiste en descender ríos de aguas blancas o rápidos de diferentes grados de dificultad. Se utilizan embarcaciones tipo balsas, diseñadas y construidas especialmente para estos efectos, guiadas, maniobradas y propulsadas por acción humana a través de remos.

El número de personas que se embarca a cargo de un guía especializado no debe superar las nueve y cada una de éstas debe saber nadar y contar a lo menos con casco y chaleco salvavidas con silbato que les debe proporcionar el guía.

Bajo la modalidad del rafting el turista, no sólo experimenta la fuerza y belleza de la naturaleza, sino que también comprende la utilidad del trabajo en equipo, ya que participa estrechamente con los otros turistas para sortear las dificultades y riesgos que les presenta el torrente del río.

CANYONING

Actividad del Turismo Aventura que consiste en ascensos por quebradas o cursos de ríos escarpados combinando la natación con técnicas de escalamiento para superar los obstáculos naturales que presentan.

Esta actividad requiere la guía de un especialista y, sus participantes que deben ser mayores de 12 años, ascienden sin más ayuda que sus manos, puesto que el equipo que portan sólo son cuerdas, cascos y trajes de neoprén impermeables.

El canyoning exige a sus participantes concentración y tenacidad, elementos necesarios  para vencer la fuerza persistente que caracteriza a las cascadas que encuentran en su ruta.

CABALGATAS

Es una actividad típica del turismo sustentado en la naturaleza, que a través de caballos o mulas facilita el acceso a zonas primitivas de gran belleza escénica. Recorriendo senderos de distintos grados de dificultad, habilitados e identificados previamente, el turista tendrá la oportunidad de descubrir y contemplar por medio de su cabalgadura los variados paisajes cordilleranos que ofrece la ruta planificada.

Esta actividad, hoy en día de gran demanda, se puede practicar con un máximo de 10 turistas acompañados por dos guías y un arriero, siendo 10 años la edad mínima requerida para participar, previa autorización simple de uno de los padres o tutor.

El equipo que deben portar sus cultores consiste básicamente en vestuario adecuado según topografía y clima del área visitada, botiquín de primeros auxilios, silbato, lentes protectores de sol, un buen gorro y equipo de camping para el caso de pernoctar en el área. Las cabalgatas consideran un grado mínimo de riesgo pudiendo realizarse durante toda época del año.

Las cabalgatas, además de producir la unión armónica del hombre con el animal, son uno de los mejores medios para quienes buscan el contacto pleno con la naturaleza.

FOTOGRAFIA

Desde los inicios de la fotografía, allá por el año 1878, el hombre se ha valido de esta técnica y arte para capturar imágenes de sus vivencias o de la belleza de su entorno.

En las infinitas motivaciones que existen para ello, la naturaleza se ha convertido en una de las principales fuentes de inspiración para los que buscan registrar su extraordinaria expresión de belleza y armonía, desde los interesados en retener la delicadeza de una flor hasta aquellos que reemplazando su rifle por una cámara fotográfica se aventuran  para “cazar” a un ejemplar de la fauna silvestre y tener como “trofeo”, ya sea al temerario puma o al majestuoso huemul.

Nuestras áreas silvestres protegidas con la pristinidad y magnificencia que las caracteriza ofrecen esta gran oportunidad a los visitantes, no necesariamente profesionales, quienes premunidos de una cámara y de la sensibilidad propia, pueden llevarse consigo y compartirlo, aquel suceso o aspectos singulares que los asombró.

NAVEGACION

En la gran diversidad de ambientes que  poseen las áreas silvestres protegidas, los ríos, canales, lagos y lagunas, especialmente los existentes en las áreas protegidas de las zonas Sur y Austral, ofrecen a los ecoturistas la oportunidad de contemplar y maravillarse con el espectáculo que ofrece la travesía por ellos, mediante el uso de algún tipo de embarcación (barcos, yates, botes, veleros y otros).

Esta actividad considerándola en el ámbito ecoturístico, tiene un carácter  expedicionario, a diferencia del viaje tradicional por mar, lago o río, puesto que sus  ingredientes claves son la aventura y una forma de irrumpir en la naturaleza que posibilita, experimentar nuevas sensaciones de contacto pleno con ella.

Especialmente las travesías en cruceros permiten, con el uso de embarcaciones menores, aproximar a los amantes de la naturaleza a los atractivos de ella, ya sea la riqueza escénica  o la vida silvestre (marina), que muchas veces sólo es posible contemplarlas a la distancia.

PESCA CON MOSCA

Actualmente es una de las actividades que tiene mayor cantidad de adeptos a nivel mundial, quienes han encontrado en ella una forma especial de contacto con la naturaleza, consistente en practicar la pesca con el concepto de provocar el mínimo impacto.

Los mosqueros como se les llama a sus cultores se internan, por las transparentes aguas de ríos y lagos en un marco escénico natural sobresaliente, buscando la esencia de este tipo de pesca que es sentir, desde el momento del pique, la lucha con el pez,  su fuerza, contoneos combinados con saltos para luego, una vez atrapado soltarlo al medio natural.

En nuestro país, las condiciones están dadas para la práctica de esta actividad y en particular en la mayoría de las áreas silvestres protegidas, las que contienen innumerables cursos de agua con una apreciable diversidad de fauna ictica, nativa e introducida, como pejerreyes, percatruchas, peladillas, salmones, truchas arcoiris y farios entre las más conocidas.

Para los amateurs se recomienda que para sus primeras incursiones de pesca, contraten a un guía especializado, puesto que éste les dará a conocer las mejores rutas, las estaciones o paradas y las épocas precisas, así como el tipo de mosca (anzuelo) que según las características  del río pueden emplear.

KAYAC

Los origines de esta actividad orientada al turismo naturaleza, se remontan hacia el año 1865, año en que el inglés John Mc. Gregor, considerado el precursor de ella, empezó a difundir su práctica.

El kayaking, consiste en la navegación mediante la utilización de embarcaciones ligeras, imitando a las empleadas por los esquimales (kayac) o por los polinésicos (ehorooe), las que son guiadas, maniobradas y propulsadas por acción humana a través de remos.

Las canoas tienen una cubierta en proa y en popa, dejando solo una abertura ovalada donde se introduce el remero, que va sentado. El remo tiene dos palas en cada extremo. La navegación debe ser guiada por un especialista y el requisito de edad mínima para su práctica es de 12 años, con autorización simple de uno de los padres.

Cada remero debe estar premunido de chaleco salvavidas, silbato, para ser usado en caso de extravío, casco (kayac de río), sandalias o zapatillas de neoprén, ropa térmica, botiquín de primeros auxilios y otros implementos.

ORNITOLOGOS

En medio de la espesura de los bosques, en la inmensidad de las estepas o en cientos de otros ambientes silvestres chilenos, los ecoturistas especializados en la observación y disfrute de nuestra diversa avifauna, logran satisfacer el motivo de su exploración en las entrañas de la naturaleza, que no es otro el de contemplar la obra de Dios reflejada magníficamente en estos seres.

Los ornitólogos aficionados o profesionales, ocupan para realizar su singular actividad, un vestuario adecuado que les permita mimetizarse con el entorno natural, algunas veces premunidos de botas de agua; una pequeña mochila que debe contener los siempre importantes prismáticos, brújula, cuadernillo para anotaciones y dibujo, la esencial guía de aves correspondiente al lugar de visita y en ocasiones una cámara fotográfica.

Es una actividad al alcance de todo tipo de personas, incluso para los discapacitados, ofreciendo además una buena oportunidad para su práctica en familia.

ESCALAMIENTO

Más que una actividad del turismo aventura, más que un deporte para algunas personas, el escalamiento ofrece la gran oportunidad de forjar, en quienes lo realizan, cualidades importantes como el espíritu de lucha, concentración, templanza y otras, como también experimentar y “saborear” el logro de alcanzar una meta.

Así, paso a paso, con esfuerzo, con trabajo en equipo, los integrantes de una cordada ascienden hacia la meta, la deseada cúspide.

Tenemos en los 4.200 kilómetros de longitud de nuestro país, montañas que nos invitan no sólo a maravillarnos con la naturaleza en plenitud, sino que también a conocer nuestra capacidad física, mental y espiritual.

Para participar en esta actividad, se requiere de una preparación física adecuada, conocimiento de la técnica, un guía acreditado por los organismos especializados (ENAM, CATA) y el equipo que varía dependiendo de la dificultad que presente la ruta, pero que básicamente consiste en: casco, cuerdas, piolet, arnés, mosquetones, vestuario y zapatos según condiciones climáticas y topográficas del área.

(La autoría de todos estos párrafos breves es de Angel Lazo Alvarez, Encargado Área Uso Público del Departamento Patrimonio Silvestre, Corporación Nacional Forestal.)

Avda. Bulnes 285

Santiago CHILE

Fono: 6630000

( consultaconaf.cl )
http://www.conaf.gob.cl



Ultimos Comentarios