La alfalfa, la reina de las forrajeras
Sus características de alta producción de materia seca durante los 4 5 año
GanaderíaInsumos BovinosChileRegión de CoquimboNueva Aurora
Anónimo Martes 29 de Mayo del año 2007 / 18:59

En muchas oportunidades se ha considerado a la alfalfa como la reina de las forrajeras.

Sus características de alta producción de materia seca durante los 4 – 5 años del cultivo, versatilidad de utilización ya sea como pastoreo directo, soiling, ensilaje, y henificación y su alto valor nutritivo, la convierten en una excelente fuente de alimento para el ganado.
Los parámetros buscados en los cultivares desarrollados son el alto contenido de proteína y energía metabolizable, bajos niveles de fibra, y una alta digestibilidad. Junto con las características genéticas de la alfalfa a producir, es muy importante realizar un adecuado manejo de la pradera, con el objetivo de compatibilizar persistencia, producción y alcanzar los objetivos de calidad planteados. A continuación se mencionan algunos parámetros claves a considerar al momento de establecer una pradera de alfalfa.

  • Correcta elección de la variedad, determinada por la zona agro climática, textura del suelo y objetivo de explotación de la pradera, por ejemplo; autoconsumo o venta de heno, entre otras.

  • Elección y preparación del suelo, considerando dentro de las características de éste una textura media, profundo, con buen drenaje, nivelado y libre de malezas; logrando una buena cama de siembra, mullida, húmeda y semi compactada.

  • Análisis de suelo, imprescindible para tomar decisiones técnicas y económicas tanto en la corrección de las características de fertilidad y acidez del suelo necesarias para un buen establecimiento y mantenimiento de la praderas.

  • Fecha de siembra, determinada por el tipo de suelo, temperatura y humedad existente al momento de la siembra, alternativa o posibilidad de riego en pre y post emergencia, presión de malezas, período libre de riesgo de heladas, entre otras.

  • Criterios de corte, determinado por las características fenológicas de la planta según la ubicación geográfica de la pradera y la estación del año (fotoperíodo), y por el objetivo productivo y de explotación del predio.

Como se observa, son varios los parámetros y factores a considerar para obtener un óptimo resultado con la reina de las forrajeras, recordando que cada caso o predio es único y debe ser tratado como tal, asesorándose correctamente con los técnicos indicados para obtener los máximos beneficios en la alimentación de nuestros animales.

Ana





Ultimos Comentarios